#8MHuelgaGeneral

¡Con toda la clase obrera, Con todos los estudiantes!

A la huelga y a las calles

Como desde hace más de cien años, conmemoramos en todo el mundo el Día Internacional de la mujer trabajadora.
Sobran razones para salir a la lucha porque al compás de la crisis económica del capitalismo, se agrava la desigualdad laboral y salarial, la precarización, la feminización de la miseria y la violencia machista se agrava en todo el mundo.
Y en respuesta a esa situación y a la violencia machista, que sigue creciendo la lucha de las mujeres en el mundo. Eso es lo que abre la posibilidad de hacer de este 8 de Marzo una verdadera y gigantesca jornada mundial de lucha, superior a la del pasado año que ya fue muy grande.
En el estado español ese ascenso de la lucha de las mujeres, se combina con el crecimiento de las luchas obreras y el descontento social con una “recuperación económica”, que no llega a las y los de abajo.

Sobran las razones frente a la desigualdad y la violencia machista

La brecha salarial es ya del 23%, pese a Rajoy y su “realidad paralela”. Los planes de igualdad sigue siendo una formalidad en la negociación colectiva. Y el desempleo de las mujeres es tres puntos mayor, además de que soportamos el 70% de los contratos a tiempo parcial lo que hace imposible nuestra independencia económica.
Ya sea en el lugar de trabajo, en el hogar, o en las calles, el machismo y su violencia atormentan la vida cotidiana de las mujeres. Más allá de sus minutos de silencio y de sus pactos de postureo, no van a la raíz del problema, ni ponen recursos económicos para atajarlos. Por eso 56 mujeres volvieron a ser asesinadas por violencia machista el 2017. Cada ocho horas hay alguna denuncia por violación y el machismo entre la adolescencia y juventud se dispara.
Nuestras pensiones son un 38% más bajas, las ayudas a personas dependientes, están casi paralizadas y el 90% de las cuidadoras somos nosotras. Solo el 21% de los menores de tres años, cuya educación no es ni gratuita ni obligatoria, está escolarizado. Y seguimos sin tener garantizado el aborto legal en la sanidad pública en las primeras 14 semanas.

¿Por qué luchamos?

Porque hay que acabar con esta situación. Necesitamos derogar las reformas laborables, responsables del paro, la precariedad y la brecha salarial que sufrimos.
Necesitamos un sistema público de pensiones que garantice pensiones dignas para todas e iguales entre mujeres y hombres.
Necesitamos parar los recortes y la privatización de los servicios públicos. Necesitamos aumentar de forma drástica el gasto público: en educación, para garantizar guarderías públicas de 0 a 3 años y educación en valores de igualdad; en sanidad para asegurar nuestros derechos sexuales y reproductivos; en Dependencia, para hacer responsable al Estado del trabajo de cuidados, que acaba siempre recayendo en nosotras.
Y necesitamos inversión real en políticas de igualdad y presupuestos destinados a la red de prevención, atención y protección contra toda violencia machista. Y todo ello exige el no pago a la deuda de los banqueros y que esos recursos se dediquen al gasto social, al empleo, a la sanidad, a la educación…

– ¡Ley urgente por la obligatoriedad de igualdad salarial!
-¡Por un sistema público de pensiones dignas e iguales para todos y todas!

– ¡Derogación de las reformas laborales y de las pensiones!

-¡Ni recortes ni privatización, ni pago de la deuda de los banqueros!: Aumento del gasto público: guarderías, centros día, residencias y atención a la Dependencia.

-¡Ni una menos! Atención, protección y prevención contra toda violencia machista. ¡Basta de maltrato institucional!

-¡Aborto libre, público y gratuito en la Seguridad social!

-¡Stop homofobia, transfobia y discriminación por orientación sexual!

¡A la huelga y a las calles TODAS y TODOS!

Desde CO.BAS, como desde otros sindicatos, hemos convocado huelga de 24 horas de tal manera que a lo largo del día 8 de marzo las trabajadoras y trabajadores que quieran secundar la huelga tengan margen para hacerlo durante las 24 horas o parcialmente si así lo consideran.
Para nosotras y nosotros, la lucha contra el machismo, contra la discriminación salarial o legal, por la defensa del derecho al aborto… debe ser una tarea de toda la clase obrera, trabajadoras y trabajadores, y del movimiento estudiantil aunque seamos nosotras las que debamos estar al frente de esta lucha.
Llamamos entonces a que en las empresas se organicen ASAMBLEAS para explicar y poner en común las reivindicaciones, para decidir la forma de participación en la huelga y en la manifestación. Los paros anunciados presagian una grandísima jornada mundial de lucha y todas y todos debemos contribuir a que así sea.
Llamamos a las compañeras y compañeros que están en estos días en conflicto (Transcom; Intress; 112….); a los sectores que se movilizan por sus justos derechos como los y las pensionistas, las trabajadoras y trabajadores de la sanidad pública…. a que hagan del 8M parte de su calendario de lucha.

Y llamamos a los Comités de Empresa, a los delegados/as de personal, a que se pongan a la vanguardia de esta lucha, informando, promoviendo asambleas, alentando la huelga y la participación en la manifestación.