Comunicado de apoyo y solidaridad con Mar Noguerol

(Directora y médica del Centro de Salud Cuzco en Fuenlabrada-Madrid)

Diez meses sin empleo y sueldo. Esa es la sanción a la que se enfrenta la Directora y médica de familia Mar Noguerol del Centro de Salud Cuzco en Fuenlabrada (Madrid). Mar Noguerol es una de las activistas y caras más visibles de la Marea Blanca y de las protestas en Atención Primaria durante toda la pandemia.

Desde el sindicato de Comisiones de Base (Co.Bas), queremos mostrar todo nuestro apoyo y solidaridad con nuestra compañera Mar Noguerol y nuestro rechazo más absoluto con las políticas ultraliberales y privatizadoras llevadas a cabo por el gobierno de la Comunidad de Madrid. Mención especial merece la agresión a la Atención Primaria, donde nos encontramos a la cola del Estado español en inversión, se cierran las urgencias y se deteriora conscientemente la calidad de un eslabón clave de la Sanidad Pública. Esta es la manera de empujar a unos usuari@s desesperad@s a recurrir a la oferta privada. La movilización de l@s vecin@s de Villaverde, Usera, Vallecas, Carabanchel, Parla, Getafe, etc. ponen de manifiesto que no se lo van a poner fácil a Ayuso, porque saben lo que se juegan.

La sanción impuesta por la Dirección General de Recursos Humanos, en base a una propuesta de apertura de expediente que hace la Gerencia Asistencial de Atención Primaria y la Gerencia Adjunta de Gestión y Servicios Generales de la Comunidad de Madrid a esta trabajadora, pretende acallar su voz y amedrentar a cualquier persona que pretenda denunciar los graves problemas de los que adolece la Atención Primaria en la región. El 20 de junio pasado, explica la Plataforma de Centros de Salud, la médica Noguerol, una de las figuras más reconocibles de la defensa de la Sanidad Pública madrileña, fue apercibida de un expediente sancionador, con suspensión de empleo y sueldo durante 10 meses, por supuestamente “haber cometido dos presuntas irregularidades en la contratación de suplentes en la Unidad Administrativa en 2021”.

Esta Plataforma, que hace escasos días ha iniciado una recogida de firmas, recuerda en una nota de prensa el compromiso de Noguerol desde 2012 contra la privatización de la Sanidad Pública iniciada durante el Gobierno de Mariano Rajoy y durante la gestión en 2013 del que fuera consejero madrileño de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, que lo es ahora de Hacienda, y que amenazó con privatizar cuatro hospitales públicos y 26 Centros de Salud.

Más recientemente, y en el actual contexto de pandemia y colapso de la Atención Primaria, Mar Noguerol ha seguido ejerciendo de altavoz de denuncia. En octubre de 2021 participó en la rebelión de los directores de Centros de Salud que protestaban por una nueva normativa de Recursos Humanos que limitaba los doblajes del personal, única fórmula encontrada para atender a la población por las tardes ante el gran número de bajas y ausencias.

Tras ello, llegaron las palabras de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con las que acusaba al personal de los Centros de Salud de un posible boicot. Muestra de ello es un vídeo que se viralizó en el que aparece Mar Noguerol en la puerta de su Centro de Salud durante una concentración. “No hemos parado de trabajar, no hemos parado nunca. Aquí nadie cuelga el teléfono. Nuestras administrativas tienen que escoger entre coger el teléfono o atender a una cola que da la vuelta al edificio”, expresaba Noguerol. Un mes después de esta concentración le abrían un expediente y recientemente se ha conocido la resolución.

Es evidente que, en el expediente abierto a Mar Noguerol no se cuestiona su trayectoria intachable desarrollada en el mismo Centro de Salud durante 25 años. La purga de la doctora Mar Noguerol no sólo es la consecuencia al coraje de una persona que se ha enfrentado al gobierno de Ayuso y a tod@s aquell@s que intentan recortar nuestros derechos sociales, sino que pretende ser una acción ejemplarizante para el resto. Es por ello que no se la puede dejar sola. Hay que detener la represión, hay que recoger firmas, y hay que hacer todo lo posible por acabar con estos comportamientos abusivos que pretenden acallar cualquier voz crítica presente y de futuro.

Quizá el mejor apoyo es que haya un otoño caliente que ponga de manifiesto la determinación por defender los Servicios Públicos (Sanidad, Educación, Transporte…), unido a la lucha salarial frente a la carestía de la vida, por el trabajo digno y con derechos. Esa es la gran tarea que tenemos por delante y para ello hay que poner todo el empeño ya que lo que nos jugamos es mucho.

¡POR LA RETIRADA Y EL ARCHIVO INMEDIATO DEL EXPEDIENTE SANCIONADOR!

¡MAR SE QUEDA!

¡POR UNA SANIDAD PÚBLICA Y UNIVERSAL!

¡LOS SERVICIOS PÚBLICOS NO SE VENDEN, SE DEFIENDEN!

¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!