Crónica de un 25S unitario y combativo.¡La lucha sigue!


A cuatro días de que expirase el plazo para la presentación de enmiendas al RD 14/2021 que el gobierno volvió a prorrogar, alargando así la angustia del personal temporal en lucha, se celebró en Madrid una nueva manifestación estatal contra el fraude de ley y el abuso de temporalidad en la Administración pública. La manifestación, fue convocada por distintos sindicatos combativos y de clase con el lema: “No somos de usar y tirar”.

Su objetivo era exigir al gobierno de Sánchez que retire el Icetazo, por ser un despropósito y una burla para el colectivo y la paralización inmediata de todos los falsos procesos de estabilización que hay en marcha o previstos. Como algun@s compañer@s dejaron claro ante los medios, la solución legal para acabar con la temporalidad es muy sencilla y a coste 0: dejar en su puesto de trabajo como personal fijo a extinguir, a todo aquel personal que lleve al menos tres años ocupando un puesto estructural. Una medida que igualmente exigimos se aplique con carácter retroactivo a quienes hayan sido injustamente cesad@s o despedid@s.

Al mismo tiempo, desde Cobas pensamos que es fundamental que se convoquen todas las plazas nuevas que sean necesarias para ofrecer unos Servicios Públicos de calidad. Porque, aunque este Gobierno presume de haber aprobado “la mayor oferta pública de empleo público (OPE) de la historia” con 30.445 plazas, buena parte de esa cantidad (9.509), son de promoción interna; es decir no añade ni un solo puesto de trabajo. Y de las plazas ofertadas en estabilización, sólo se están cubriendo el 2%, dejando al personal interino en las plazas vacantes en una incertidumbre, que se resolverá con amortizaciones según el texto actual del icetazo. Todas estas medidas son insuficientes para cubrir los más de 50.000 que se han perdido en los últimos 10 años en la Administración Pública. Esto, teniendo en cuenta, además, que el 57% de la plantilla de todas las Administraciones se jubilará en los próximos diez años.

Un ejemplo de unidad y combatividad

Además de los sindicatos convocantes y de la Coordinadora madrileña que jugó un papel fundamental en la organización de este día de lucha, se pudieron ver pancartas de distintas Plataformas ,Coordinadoras o colectivos venidos desde distintos lugares del Estado, como es el caso de Galicia,Andalucia,Extremadura,Valencia,Alicante…Entre ellas, la del personal interino de RTVE que acudieron a la cita para denunciar la precariedad que sufren gran parte del personal de este medio público estatal, que no siempre se hace eco de nuestras reivindicaciones y en el que sus propi@s trabajadores/as han denunciado varias veces que existe censura y manipulación informativa.

En un ambiente de mucha combatividad, la manifestación discurrió entre la Glorieta de Atocha y subió por todo el Paseo del Prado, e hizo una parada muy especial en la sede de CCOO, donde los gritos y pitos subieron de tono, para expresar la rabia e indignación que existe con los sindicatos mayoritarios en la mesa general de Función pública, que siguen sin escuchar al colectivo y que están cada vez más deslegitimados.

Finalmente, y tras hacer otra parada en el Congreso de los Diputados, donde se tramitará el proyecto de ley en los próximos días, la marcha finalizó frente al Ministerio de Hacienda y Función Pública. Hasta allí llegó primero la cabecera de la manifestación al ritmo del “rap de los interinos”. Un tema compuesto hace ya unos años por el hij@,de uno de los miles de empleados públicos en fraude de ley que llevan años luchando por su estabilidad laboral.

Y es que son muchas las familias que se ven afectadas por este ERE encubierto que el autodenominado “gobierno más progresista de la historia” pretende llevar a cabo con la connivencia de la burocracia sindical. Son muchos y muchas las profesionales en fraude en la Administración pública que como nuestra compañera Laura explicó de forma emotiva en el cierre, se dejan día a día la piel en su trabajo, al frente de unos Servicios públicos cada vez más débiles y privatizados.

Desde Cobas queremos agradecer el enorme esfuerzo colectivo de cientos de compañeras/os que una vez más, recorrieron muchos kilómetros unidos por la ilusión de esta movilización en Madrid.

La partida no terminó. ¡Más que nunca es preciso organizarse y luchar!

En definitiva, el pasado 25S fue un ejemplo del camino a seguir en una lucha en la que no sobra nadie, aunque aún nos falten muchas manos. Si hay algo que quedó claro a todos los asistentes es que la lucha sigue y no termina aquí. Terminado el plazo para la presentación de enmiendas, vemos como PSOE y PP siguen defendiendo en las suyas, la esencia del Icetazo.

En estos meses hay que redoblar por tanto las concentraciones y movilizaciones. Buen ejemplo de ello son las convocadas el pasado 2 de octubre en Barcelona y Valencia o la que hay prevista en Galicia. Toca perseverar en ese camino, buscando sumar a tod@s l@s compañer@s, organizaciones y sindicatos que sea posible. Sin tregua, pero sin desesperación y sin caer en medidas improvisadas que sólo llevan al desánimo, la desorganización y la desconfianza en nuestras propias fuerzas.

Desde Cobas, que hemos demostrado con creces que estamos a favor de la fijeza del personal temporal en fraude y en defensa de lo público, estamos dispuestos a apoyar y secundar paros parciales o una huelga estatal unitaria, siempre que esta se decida de forma asamblearia y democrática por los colectivos y en cada territorio.

Como siempre decimos, las huelgas son un poderoso instrumento de lucha de la clase obrera. Pero para que sean exitosas y cumplan con su objetivo, no vale con convocarla o legalizarla y sacar un cartel, sino que es preciso construirla desde abajo contando con todos los sectores en lucha y teniendo en cuenta que con la huelga se defienden derechos colectivos. Nunca es una herramienta de protesta individual. Los colectivos en lucha siempre han conquistado derechos. Las protestas individuales nunca han llegado a nada.

Laura Requena y Maite Agredano