¡No nos vamos a rendir: Fijeza ya!

El jueves 17 de Junio, unos ochocientos temporales de Andalucía en las distintas Administraciones, recibimos a Iceta, que participaba ese día en un acto de la Fundación Cajasol, al grito de ¡Fijeza, YA!. La protesta fue promovida por la recién constituída Coordinadora Andaluza de Empleados públic@s en abuso de Temporalidad(CAEPAT). Una Coordinadora integrada por más de 5000 temporales afectados en Andalucía por el fraude que ha cometido las Administraciones y que pretenden paguemos las y los trabajadores.

Durante más de dos horas, los manifestantes que se movieron entre la Plaza del Savador y Plaza Nueva mientras esperaban la llegada del ministro Iceta, corearon distintas consignas como:¡Las que estamos, nos quedamos!¡Iceta, escucha, Temporales en la lucha!¡La experiencia merece permanencia! o ¡No somos, no somos de usar y tirar!

Al final del acto, se presentaron los distintos colectivos, sindicatos o plataformas participantes y se leyó el Manifiesto de constitución de la Coordinadora. Nuestra compañera Laura Requena, interina en el Servicio de Dependencia andaluz desde hace catorce años y afiliada a Cobas, intervino en el mismo en representación de la Plataforma de Temporales de la Consejería de Igualdad, Políticas sociales y Conciliación en lucha.
Explicó que los falsos procesos de estabilidad que ha puesto en marcha el Gobierno andaluz de Juanma Moreno, están poniendo en riesgo el puesto de trabajo de cerca de 30.000 interinos/as de la Administración general de la Junta de andalucía y que estas Opes fraudulentas, no son sino un Ere encubierto que hay que echar abajo.

Crónica de la Huelga general del 18 de Junio

La primera jornada de Huelga General en el Sector Público convocada por los sindicatos Cobas, Solidaridad Obrera, SAS y la Confederación Intersindical, se puede considerar un éxito, teniendo en cuenta las dificultades con los que se ha encontrado el Comité de Huelga en algunas administraciones.
Los datos de seguimiento se desconocen ya que las administraciones no dan esa información a sindicatos que no están sentado en la mesa general, pero desde las organizaciones convocantes, podemos felicitarnos por el éxito obtenido y por la visibilidad de las movilizaciones que se dieron durante la jornada de huelga.
Ciudades como Madrid, Santiago de Compostela, Valencia, Castellón, Zaragoza, Tarragona entre otras, salieron a la calle a exigir al gobierno central una solución para el personal interino y temporal que no sea pasar por un proceso selectivo que llevaría al despido libre y gratuito a miles de trabajadores/as temporales de la administración, y un rechazo frontal a la infame reforma del nuevo Estatuto Básico del Empleado Público.(EBEP)
Las nuevas medidas que se quieren introducir no resuelven el problema de un tercio de la plantilla que se encuentra en abuso de la temporalidad, ni la temporalidad en el futuro. Se pretende acabar con la contratación temporal abusiva (más de 3 años de antigüedad) echando a la calle al personal abusado y facilitando la contratación a futuro de personal temporal que no llegue a ese límite temporal. Una vez llegue a los tres años en la administración también se le echará a la calle.

El futuro de la administración se parece cada vez más al sector privado, con trabajadores/as más precarios que en la actualidad y con unas plantillas diezmadas por la destrucción de empleo que se ha estado realizando en los últimos años. Con la nueva reforma del Estatuto
Básico se abre el camino a la privatización de todo el Sector Público.

Por ello, la jornada de huelga general del 18 de junio se puede considerar el inicio de un calendario de lucha que se debe intensificar en los próximos meses.Muchos trabajadores/as se verán en la calle a corto y medio plazo y no vamos a permitir que casi un millón de familias se las condene a la exclusión social, dado el panorama laboral por la crisis de la pandemia del Covid, ni podemos permitir que nuestros Servicios Públicos caigan en manos de quienes solo buscan lucrarse con lo que es de todos y todas.

Este gobierno “progresista” al igual que el gobierno andaluz y todos los demás, con la complicidad de la burocracia sindical, pretenden acabar con el abuso de la temporalidad en la Administración pública, echando a la calle a quienes YA están dentro de ella. ¡Quieren,”tirar el agua sucia, con el niño dentro”!
Pretenden hacernos creer que les importan los Servicios Públicos. Pero se niegan a hacer fijo/a, a quienes llevan años levantándonos todas las mañanas para ponerlos en marcha, muchos en servicios considerados “esenciales” durante la pandemia. Y es que su intención es ir privatizando la parte más rentable de esos Servicios públicos, vendiéndolos al mejor postor como llevan haciendo desde hace años.
Por eso el ministro Iceta no tuvo empacho en decir ese mismo jueves en Sevilla sin que se le cayese la cara de verguenza, que su propuesta es que el personal que sea cesado pueda cobrar una indemnización.¡Que pagarán con dinero público, claro! Es decir, ¡del que sale del bolsillo de la clase trabajadora!

La burocracia sindical por su parte,cada vez tiene más difícil de ocultar, que hay una verdadera “mafia” detrás del jugoso negocio de las academias de oposiciones del que se aprovechan quienes manejan las Opes. Que se enteren de una vez :¡No nos representan!
La del 18 de Junio no será la última huelga en la Administración pública que van a tener que aguantar. No nos vamos a rendir! ¡FIJEZA YA!

Maite Agredano

Laura Requena