NUESTRO APOYO A JUANA RIVAS

Desde co.bas queremos reiterar nuestro apoyo incondicional a la lucha de Juana Rivas. Entendemos que no se ha actuado por parte de la jueza instructora, para poner en primer lugar la protección de los derechos y la vida de Juana Rivas y de sus hijos.

Nos resulta escandaloso que una actuación como ésta no solo haya forzado a Juana Rivas a entregar a sus hijos, sino que además se le imputa a ella un delito de desobediencia y sustracción de menores, al tiempo que se imputa a toda su familia así como a su asesora jurídica y directora del Centro de la Mujer de Maracena y a la psicóloga de ese centro.

Desde las Instituciones, el Gobierno, etc… se hacen declaraciones pomposas y las fotos de rigor cada vez que una mujer o sus hijos pierden la vida por la violencia machista, pero su “sensibilidad” termina cuando una mujer en defensa de sus hijos y de su propia vida se ve obligada a actuar ante la pasividad de la “Justicia” (durante más de un año la denuncia quedó metida en un cajón).

Desde parte de la judicatura y medios de comunicación, se ha llevado a cabo una campaña de linchamiento público hacia Juana Rivas, tildándola entre otras cosas de “desequilibrada”.

No han parado hasta forzarla a entregar a sus hijos a un padre condenado por maltrato y al que Juana Rivas denunció de nuevo cuando volvió a España.

Dicen que lo primero era proteger a los niños. ¿Y los protegen entregándoselos a un padre condenado por “maltrato”? Basta ver el apoyo recibido por el padre de los niños en las puertas de los juzgados, con sus carteles contra las “feminazis” para retratar de cuerpo entero al personaje en cuestión.

Hay que recordarles que la violencia machista ha dejado 169 menores huérfanos desde 2013. Y recordar de nuevo que España fue condenada en 2014 por un comité de Naciones Unidas por dejación de sus funciones en el caso de una menor asesinada (Andrea, la hija de Ángela González Carreño), a manos de su padre maltratador, y pidió a las autoridades españolas que tomara medidas concretas para proteger a los menores.

Pese a todo ello, desde 1999, 103 niños y niñas fueron asesinados por sus padres, parejas o exparejas.

Entonces, como ahora, la explicación es sencilla: UN MALTRATADOR NUNCA PUEDE SER UN BUEN PADRE.

A Juana Rivas, ni los jueces reaccionarios, ni los “democráticos” le perdonan su “desafío” a la Ley, por eso le han cercado hasta obligarla a dejar a sus hijos y ahora la procesan.

La historia no solo de las mujeres, de la humanidad entera, no avanzó respetando leyes tan reaccionarias, machistas y antidemocráticas que cuesta creer que se sigan manteniendo.

La esclavitud fue legal hasta que los y las Espartacos de este mundo decidieron no respetar la ley. La segregación racial era legal en EEUU y sin embargo una mujer negra, Rosa Parks, decidió desobedecer la ley y se sentó en la parte del autobús reservada a los blancos.

Se hace necesario no dejar sola a Juana Rivas y mostrar desde todos los lados nuestro apoyo y la solidaridad con su justa lucha.

“Exigimos la retirada de todos los cargos contra Juana, su familia y su red de apoyo. Manifestamos nuestro apoyo a las acciones que se realicen  para que le devuelvan a sus hijos. Llamamos a asistir a las manifestaciones que se realizarán el día 9 de septiembre en diversas ciudades del Estado.”

No valen declaraciones y “Pactos de Estado” que hechos como el de Juana Rivas, desenmascara, que son más lavados de cara que medidas reales. ¡Lo que se necesita es adoptar todas las medidas que hagan falta para combatir la violencia machista y proteger a los/as menores de sus padres maltratadores!

  • Por la devolución de sus hijos
  • Por la retirada de todos los cargos
  • Basta de maltrato institucional

CONCENTRACIÓN EN SU APOYO EL 09/09/2017 A LAS 19.00hs

PUERTA DEL SOL / MADRID