Por la readmisión de María Isabel. Por los derechos de todas las trabajadoras.

Ayer sábado 21 de septiembre nos concentramos a las 14:00 horas frente al VIPS de Gran Vía, 43 (Callao) de Madrid, en lucha por la readmisión de Isabel, y contra la explotación laboral en VIPS. Queremos agradecer a tod@s los compañer@s que acudieron a gritar bien fuerte frente a VIPS por la readmisión de nuestra compañera y delegada de co.bas. Y sobre todo para decir que volveremos las veces que haga falta.

El pasado 16 de Julio, y por defender a sus compañeros y compañeras, el Grupo Vips decidió despedir a Isabel, trabajadora, representante legal de los trabajadores/as, afiliada al Sindicato co.bas y madre de dos hijas.

Vips forma parte del grupo de empresa Zena-Alsea, de la que forman parte empresas como Ginos, Starbucks, Domino´s Pizza; Burger King…. con más de 1000 restaurantes en la península Ibérica y 21.000 trabajadores/as. Y como sucede en todas estas grandes empresas, representan la “modernidad” del Siglo XXI con las condiciones de trabajo del Siglo XIX.

Mientras siguen acaparando mercado y moviendo cifras multimillonarias pagan salarios de miseria, con jornadas a tiempo parcial y
contratos muchos de ellos firmados en el país de origen, que le añaden así a la precariedad laboral la precariedad en las condiciones legales de
residencia.

Cualquier reivindicación de un derecho es motivo de despido o
sanción y con ese miedo juega el Grupo Vips desde hace años. Hay
trabajadoras/es que acuden a nosotras pidiendo ayuda y vemos el
miedo reflejado en estas personas, un MIEDO REAL pero que se
puede y se debe ROMPER.

El “delito” de la compañera despedida es haber denunciado a la
inspección de trabajo la falta de personal que hay en Vips y Ginos, lo
que repercute en un exceso de trabajo y mal servicio a los/as clientes.
No se respetan las libranzas, el cuadrante trimestral, las vacaciones,
hay coacción y abuso de poder de los mandos Gerenciales. Además de
trabajar por salarios de miseria hay que aguantar que no te dejen
trabajar tranquila/o.

La Ley permite hacer elecciones sindicales y elegir representantes,
pero si la representante, en este caso, no es sumisa a la empresa y
presenta demandas, denuncia incidencias ante los organismos correspondientes, (Comité de empresa, Gerente, Supervisores, RRHH, Directiva o Inspección de trabajo) la empresa comienza el acoso y derribo hasta el despido. Esa es la hipocresía: la ley te da derechos pero no te permite que los ejerzas porque vas a la calle.

La empresa sabe que no tiene nada fácil ganar este despido ante la
justicia pero lo hace con un solo propósito, seguir sembrando el miedo
entre la platilla. Nos quieren pobres y sumisos y no aceptan más
representantes sindicales que los que le bailen el agua y actúen como
capataces de la patronal.

La defensa de la compañera despedidas, la exigencia de su readmisión es la lucha por todas y todos, es la lucha contra la precariedad y los salarios de miseria, la lucha por defender los derechos de todas y todos los trabajadores/as.

Por todo lo anterior, os convocamos a todos y todas las que lucháis contra la represión sindical y por los derechos de los trabajadores, a la concentración organizada para el día 21 de septiembre a las 14:00 horas frente al VIPS de Gran Vía, 43 en Callao, Madrid.