Comunicado de co.bas Sector Público:”El porqué no acudiremos a la convocatoria relativa al personal público temporal de las AAPP del 5 de Septiembre.”

El pasado 15 de febrero tuvo lugar en Madrid la manifestación más masiva desde que se inició la lucha de las trabajadoras y trabajadores temporales de las AAPP. El éxito se debió a varios factores, el más importante la ilusión con que la gente de los diferentes territorios se organizó para ir a reclamar nuestra fijeza como sanción al abuso de la temporalidad, principal garantía de la defensa de unos Servicios Públicos universales y de calidad.

Los acuerdos con los que se forjó el 15F permitieron la unidad de todos los colectivos en lucha, partiendo de unos mínimos para que todos y todas, desde nuestra heterogeneidad, pudiésemos confluir en las calles de Madrid: las exclusión de las siglas de los sindicatos que llevan traicionando a la clase trabajadora desde hace décadas, la de intereses comerciales de bufetes de abogados, la de banderas con carga ideológica, como la nacional y la de partidos políticos, así como las asociaciones de FFSS (fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado) con reivindicaciones ajenas a las nuestras… tuvieron muy buena acogida por todos salvo por una minoría que está en esta lucha con otros intereses aparte de la lucha por la fijeza.

A pesar del éxito de la manifestación, el colectivo organizador de la misma fue duramente desacreditado a través de las redes sociales por esa minoría con otros intereses. Se criticó la pertenencia de tres miembros del colectivo a sindicatos de clase que no tienen liberados ni reciben subvenciones, entre los que se encuentra el sindicato Co.bas. Eso fue el detonante de una campaña de acoso, insultos y amenazas durante todo el confinamiento y hasta la actualidad. Poner el foco en solo tres personas dentro de un colectivo de más de 800.000, responde a los intereses ideológicos de esa minoría que no se vieron representados con los acuerdos del 15F, y que por ello intentaron reventar la manifestación. Algo que, por fortuna, fracasó.

Ahora, esa minoría ha crecido gracias al enorme esfuerzo en tiempo y recursos en desacreditar al colectivo organizador del 15F. Se han autodenominado “comité central” de esta lucha, y para ello han pedido a todas las asociaciones y plataformas que firmen una especie de contrato privado en el que éstas renuncian a su libertad e independencia en la toma de decisiones para otorgársela a este ente, que funciona de una forma absolutamente vertical. La democracia y el asamblearismo han brillado por su ausencia durante todo este proceso. Y prueba de ello es que lejos de la unidad que pregonan, han convocado una manifestación el 5 de septiembre tirando por tierra todos los acuerdos del 15F, defendiendo solo la fijeza y excluyendo el resto de reivindicaciones que se pusieron sobre la mesa en la manifestación de febrero.

Con estos mimbres está convocada la manifestación del 5 de septiembre, a la cual se le añade la complicada situación sanitaria provocada por la Covid-19. No será el sindicato Cobas quien niegue la movilización en la calle, pero siempre que esta reúna unas condiciones mínimas. Opinamos que, dada la situación sanitaria por la pandemia, que se agrava día a día, una manifestación centralizada en Madrid no es lo más adecuado en estos momentos. Acciones descentralizadas, en las que la gente no tenga que viajar o haga viajes de corto recorrido, arriesgaría menos su salud y animaría más a salir a la calle que realizar un desplazamiento largo a Madrid. Forzar esta situación no hace ningún bien al colectivo ante la opinión pública, ante la que como servidores públicos deberíamos dar ejemplo.

En segundo lugar, ni en los carteles ni en los comunicados que han sacado se hace ninguna mención a la necesidad de la defensa de los Servicios Públicos, amenazados por los recortes y la privatización. Algo inaudito siendo empleadas/os públicos. Si por algo tiene sentido la defensa de nuestros puestos de trabajo y la reclamación de la fijeza, no es por aspiraciones corporativistas, sino porque manteniéndonos en nuestros puestos de trabajo no habría necesidad de cubrirlos desde el ámbito privado. Defender la fijeza del personal temporal es defender unos Servicios Públicos universales y de calidad.

En tercer lugar, todas las campañas en redes sociales de invitación y apoyo a colectivos de militares y FFSS para que asistan a la manifestación, a través de sus asociaciones, unas vinculadas al Hogar Social y otras a Vox, rompe el acuerdo que se suscribió el 15F de mantener al margen de nuestra reivindicación de la fijeza, intereses políticos e ideológicos. Además, el colectivo organizador no dice que muchas de nuestras plazas de personal temporal están reservadas para militares, por lo cual están invitando a la manifestación a los futuros aspirantes a ocupar la plaza de un/a interino/a cesado/a.

Y en cuarto y último lugar, desde el sindicato Cobas no entendemos la organización y la lucha en la calle sin el aval de todo el personal mediante mecanismos democráticos y asamblearios, donde las reivindicaciones y exigencias de cada colectivo sean escuchadas. Esta manifestación se ha organizado de forma vertical, al margen de casi todas las asociaciones, plataformas y sindicatos en la lucha interina, incluidas algunas de las organizaciones que llevamos luchando por la fijeza desde el principio, y con amenazas ante cualquier atisbo de disenso, recordando las viejas formas del Sindicato Vertical.

Por ello, Cobas considera que la manifestación del 5 de septiembre no reúne las condiciones para poder asistir, salvo que el colectivo organizador tome en consideración los motivos expuestos en este comunicado.

A cambio, invitamos a todos los colectivos en lucha a organizar junt@s un encuentro estatal de sus representantes, para organizar de forma democrática y asamblearia nuestras reivindicaciones, ganándonos de esta manera la legitimidad de nuestra lucha contra las organizaciones sindicales e instituciones empeñadas en despojarnos de nuestro puesto de trabajo, y siempre teniendo en cuenta las enseñanzas de las luchas obreras:

¡LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO!

¡GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, LOS DERECHOS SE DEFIENDEN!

Puedes escribirnos tus dudas o sugerencias a la siguiente dirección de correo electrónico: sectorpublico@cobas.es