Manifiesto del Bloque Combativo y de Clase: 25 y 26 de junio de 2021, Jornadas de lucha.

Hoy más que nunca es necesario organizar la lucha en defensa de los derechos de la clase trabajadora, de los derechos del pueblo, y no abandonarla hasta recuperarlos.

Lejos queda la lucha de quienes nos han precedido y que consiguieron servicios públicos esenciales: educación, sanidad, pensiones, servicios sociales y de cuidados. Necesitamos el acceso a bienes básicos y esenciales como la vivienda digna, transporte, la energía, el descanso, etc. Son necesarios puestos de trabajo digno, hemos de eliminar la precariedad y el desempleo.

Para la clase obrera, para las clases populares, estos son nuestros derechos. Pero para los gestores y capataces del sistema (los gobiernos de turno, incluso cuando se llaman “progresistas”), para las oligarquías, las grandes empresas, la banca y la Unión Europea (EU), sólo existen negocios para incrementar más sus ganancias mediante la rapiña y el expolio.

En el ámbito político seguimos sin la derogación de la Ley Mordaza, herramienta de represión que es lanzada contra quien discrepa o alza su voz contra tantas injusticias, contra quienes luchan en las movilizaciones laborales y sociales, contra quienes se oponen a los desahucios. Y a la par se alienta desde las instituciones y medios de comunicación a las fieras fascistas de este sistema.

Han utilizado la pandemia del COVID-19 para acallar protestas, para limitar las reivindicaciones, para imponer el control social, pero NO para proteger a la población. Y en Madrid han aprovechado para privatizar aún más y esquilmar la sanidad pública, desmantelando la Atención Primaria y hospitalaria a cambio de transferir dinero público y servicios a la sanidad privada. Durante la pandemia los seguros privados de “salud” se han incrementado en dos millones de nuevas pólizas, ése es su objetivo.

Sólo podremos asegurar el futuro para todos y todas a partir de unas condiciones laborales dignas, de la garantía de trabajo con salario digno y derechos. Sólo así se permitirá el desarrollo humano, individual y colectivo, sin temporalidad infinita, sin precariedad; se podrán garantizar pensiones públicas dignas con cotizaciones que den soporte a los servicios públicos y a un conjunto de normas que nos protejan a trabajadoras y trabajadores de los abusos de los explotadores. Por todo esto hemos peleado y seguimos peleando

La UE exige al gobierno actual nuevas reformas de las pensiones y laboral, chantajeándonos con los Fondos de Recuperación, para imponer la tremenda estafa de los planes de pensiones privados. Pretenden que estos fondos los pague la clase obrera, igual que hemos pagado y pagamos los ERTES, dado que todo ha salido del erario al cual contribuyen los rendimientos del trabajo en más de un 80%. Es la misma clase trabajadora quien se está pagando los ERTE’s sin colaborar los empresarios en nada.

Y todos estos abusos se realizan con la complicidad de las organizaciones “sindicales” CCOO y UGT, que han abandonado sus proclamas para derogar las anteriores reformas laborales. Sus empresas, que ya no sindicatos, reciben los millonarios beneficios, junto con los banqueros, de los planes de pensiones de empleo o de empresa. Se está pretendiendo derivar la gran masa económica (más de 140.000 millones de euros) que maneja el Sistema Público de Pensiones hacia la banca; y por supuesto, sustraer a las trabajadoras y trabajadores mayores plusvalías por su trabajo, incrementando las ganancias del capital.

Hay una serie de reivindicaciones que el Bloque Combativo y de Clase defiende con claridad y que considera necesarias para avanzar:

  • La defensa de los servicios públicos. Retorno de los servicios privatizados. Fuera las empresas privadas de los servicios públicos.
  • Sanidad pública, universal y de calidad. Mayor dotación de medios y de personal. Defensa de la Atención Primaria. Derogación de la Ley 15/97.
  • La nacionalización de los medios de producción en los sectores estratégicos.
  • Vivienda digna para todos y todas.
  • La derogación de la Ley Mordaza. La depuración de los cuerpos represivos y judiciales.
  • Derogar las Reformas Laborales (2010-2012). Trabajo Digno y con derechos para todos y todas. El empleo fijo y en condiciones dignas, sin agencias privadas de contratación. Reducción de la jornada laboral sin reducción de salario. Eliminación del sistema de contratas, subcontratas y empresas de trabajo temporal.
  • Un salario y pensiones mínimas e igualitarias que permitan a todos los trabajadores/as y pensionistas vivir dignamente. Jubilación a los 60 años sin merma económica.
  • Derogar las Reformas de las Pensiones (2011-2013). Que las pensiones sean a cargo de los Presupuestos Generales del Estado. NO AL PACTO DE TOLEDO que sirve para aplicar más recortes. Rechazamos los Planes de Pensiones de Empresa, utilizados para desviar los fondos de las pensiones a la banca en detrimento de las Pensiones Públicas.

El 25 y 26 de junio tienen que ser unas jornadas de lucha que representen un paso importante en todas nuestras reivindicaciones, pero sobre todo tiene que ser un impulso para unificar las luchas, un referente de unidad de acción, porque sólo podremos vencer con la unidad y la lucha.

Participa en las movilizaciones en tú puesto de trabajo, en tú barrio, en tú pueblo! Organízate para luchar!

Acude a la MANIFESTACIÓN UNITARIA el 26 de junio a las 19:00h de Atocha por Cibeles a Sol.

¡Viva la unidad y la lucha de la clase obrera!