¿Por qué tenemos que jugarnos la vida en un trabajo que no es de primera necesidad? Reflexiones de un trabajador en su puesto en estos días.

Les voy a intentar explicar lo que me pasa a mí y a muchos trabajadores/as que a diario somos obligados a ir a trabajar, en condiciones más precarias aún de las que ya teníamos por el alto riesgo de contagio existente, y sin ser imprescindible nuestro trabajo nada más que para hacer ganar un poco más de dinero a las empresas.

Actualmente trabajo para una empresa llamada CTC Externalización, que a su vez presta servicio entre otros para la compañía SEUR. Actualmente SEUR sigue operando en sus naves, tanto con personal propio como con personal de otras empresas, entre ellas CTC, concretamente en las naves de Getafe (CLI y SIL). Allí se han producido varios contagios confirmados y aun así se sigue trabajando a diario sin medidas de protección. Las medidas que hay las aportamos personalmente los trabajadores/as, el que puede permitírselo dada la escasez que hay actualmente ya que la prioridad, lo que es de comprender, es que lo utilicen los profesionales que realizan un trabajo imprescindible.

Resulta incomprensible cómo a diario tienen que ir una media de 250 personas a esos centros de trabajo para realizar un trabajo que no es imprescindible nada más que para dichas empresas, ya que no es material de primera necesidad.

En esta semana toda la mercancía tratada en dichos centros es mercancía de grandes empresas (Carrefour, Decathlon, Inditex, Media Markt, etc.) Mercancía que bajo mi punto de vista no es de primera necesidad. Tras varios intentos de hablar con la empresa para intentar buscar soluciones su respuesta es ignorarnos, ya que están centrados en los famosos ERTES que van a aplicar a nuestros compañeros que trabajan en los Hoteles.

Mi duda y sin duda la de muchos trabajadores es qué hace falta para que dejen de exponernos a esos contagios y a su vez nosotros expongamos a nuestros familiares y a su vez dar más trabajo a los profesionales que con mucho sacrificio luchan a diario por nuestra salud. Por qué en este país siempre esperamos a que pasen las cosas para poner los medios y siempre está lo económico antes que lo humano, como está haciendo en mi caso y en el de mis compañeros/as la empresa, ¿No sería más lógico que todas estas empresas cerraran sus actividades solo por condición humana?.

La realidad es que el lunes tendré que ir a mi puesto de trabajo y seguir trameando un televisor, un móvil, una bicicleta, prendas de ropa, etc. todo ello de “primera necesidad” y luego un compañero repartidor lo llevará a una vivienda y así el ciclo hasta que alguien sensato piense y tome medidas.

Un trabajador cualquiera en estos días.

Gracias.