¡VENTE A LA MOVILIZACIÓN DE INTRESS EL 25 DE ENERO A LAS 17H!

CALLADITAS NO ESTAMOS MÁS GUAPAS.

No al desmantelamiento de la Red de Violencia de la Comunidad de Madrid.

Desde la Sección Sindical de Co.bas Intress, queremos denunciar la precariedad de la Red de Violencia de Género de La Comunidad de Madrid. Dichos recursos, desde hace años son gestionados por entidades que licitan a los pliegos que pública la Comunidad de Madrid, para ganar la adjudicación de los mismos.

Año tras año, hemos sido testigo de los recortes presupuestarios sufridos por los recursos de atención específica. En el año 2013 (anteriores pliegos de condiciones ofertados) desde la Comunidad de Madrid se realizó una propuesta de licitación, la cual sólo
contemplaba la “bajada” económica como medio de puntuación, amparados en la crisis económica en la que el país se encontraba, lo que se traduce en que “la gestión la ganaba la entidad que realizase el mayor recorte económico” Ante dicha situación,
muchas entidades tuvieron que contratar a personal por encima del contemplado en los pliegos, para poder garantizar una cobertura de personal y una intervención adecuada para las mujeres atendidas.

En los pliegos de condiciones publicados por la Administración Autonómica en diciembre de 2017, hemos observado que dichos recursos vuelven a ser licitados con carencias que imposibilitan ofrecer un servicio adecuado a las mujeres atendidas. La Comunidad de Madrid está dejando de invertir en la lucha contra la violencia machista, “subastando”
dichos recursos al mejor postor.

Asimismo, durante el 2017, El Gobierno de Cristina Cifuentes ha dejado sin gastar el 30% del presupuesto destinado a la lucha contra la violencia machista. Estamos cansadas del postureo sistemático de los/as agentes políticos que se les llena la boca con su
compromiso con la lucha, se hacen fotos con el lazo morado, pero a la hora de invertir, nos encontramos con recursos y condiciones laborales muy precarias.

Desde la Comunidad de Madrid, no comparten nuestra visión, alegando que tienen una red muy amplia de atención, el problema reside en que esa red apenas está dotada de personal para poder atender las necesidades de las mujeres y menores atendidas.
Somos trabajadoras que nos exigen titulaciones técnicas, años de experiencia y formación específica en violencia para poder trabajar en nuestros servicios. En cambio nuestros salarios apenas llegan a “mileuristas”. Asimismo en los nuevos pliegos recortan las jornadas de muchas compañeras, siendo imposible ejercer nuestra profesión con la
calidad necesaria.

Desde la Comunidad de Madrid, nos acusan de estar aprovechándonos e instrumentalizando a las mujeres víctimas de violencia machista, pero nosotras con nuestra lucha las damos voz, no estamos dispuestas a que las víctimas no reciban la
atención que merecen porque desde la Administración prioricen la bajada económica en detrimento de un buen proyecto de intervención que las ayude.

No podemos olvidar que para poder erradicar la violencia machista, recursos como estos son imprescindibles. Si no invertimos en potenciar la atención desde los mismos, jamás podremos dejar de lamentarnos de las asesinadas por este motivo.
No nos vamos a callar, vamos alzar la voz en todos los espacios que podamos para denunciar la precariedad en la que nos encontramos. Es necesario que la Administración deje de privatizar encubiertamente los servicios públicos, no se puede obtener beneficio económico de las necesidades de las personas.

Queremos hacer pública la situación en la que se encuentra los recursos de atención a mujeres víctimas de violencia de género de la Comunidad de Madrid, ya que, como profesionales y activistas comprometidas con esta causa, no vamos a ser cómplices de
las políticas de esta administración, que no invierte en la lucha contra la violencia
machista.

Lucharemos de todas las formas posibles que estén a nuestro alcance para conseguir:

  1. La modificación de los pliegos de los Centros nombrados, donde la mayor parte de la puntuación sea para el proyecto técnico sin potenciar la rebaja económica para la adjudicación del centro.
  2. Restitución de las jornadas de las compañeras que han sido reducidas.
  3.  No a la sustitución de Educadoras Sociales por Integradoras Sociales, ya que al tener una titulación inferior no pueden ejecutar las mismas funciones que las Educadoras, siendo ambas figuras importantes pero con competencias distintas.
  4. Dotación del personal necesario que garantice el buen funcionamiento de los centros y subrogación de todas las personas empleadas de cada centro.
  5. Mayor dotación económica que garantice el pago de los salarios de las trabajadoras, el mantenimiento de los centros y las necesidades de las personas usuarias de los servicios.

POR TODO ELLO NOS MANIFESTAREMOS EL 25 DE ENERO DE 2018 A LAS 17.00H EN LA PUERTA DEL SOL, FRENTE A LA COMUNIDAD DE MADRID.

Allí nos reuniremos con los distintos movimientos que apoyan nuestras reivindicaciones. Pedimos el máximo apoyo de nuestros/as compañeros/as de co.bas, concienciados con la lucha, para demostrar que no nos vamos a conformar con sus migajas y que haremos todo lo que esté en nuestra mano para acabar con la violencia machista y la precariedad a la que nos arrastran sus políticas.