Ante la huelga de l@s transportistas, l@s trabajador@s tenemos que apoyar esta justa lucha

El paro de los/as transportistas dura ya más de una semana. Quienes protagonizan estos paros son autónomos/as o pequeños/as transportistas. Llevan mucho tiempo avisando y finalmente, tras decisión en asamblea, convocaron el paro indefinido del que se ha cumplido ya más de una semana.

Resolvieron ir a la lucha por “la GRAVÍSIMA situación y la imposibilidad de seguir prestando servicios a pérdidas, sin que los Decretos aprobados por ustedes den respuesta a la gran problemática que soportamos, al igual que unas condiciones laborales inadmisibles”.

Piden, entre otras cosas, una ley que impida la contratación de los servicios de Transporte de mercancía por carretera por debajo de los costes de explotación; que se les pague en un plazo máximo de 30 días; la Prohibición por Ley de la carga y descarga por parte de los conductores y autónomos que realicen la conducción de sus vehículos; la jubilación a los 60 años…

El Gobierno comenzó menospreciando esta lucha, diciendo “son una minoría”; después la intenta criminalizar hablando de que “son violentos” y “de extrema derecha”; y finalmente se pone a negociar con la gran patronal, precisamente las grandes empresas que imponen las condiciones de miseria a sus asalariados/as y a los/as pequeños/as transportistas.

Desde el sindicato co.bas queremos manifestar:

Nuestro apoyo a esta justa lucha y nuestro repudio a criminalizar el derecho a la protesta, el derecho a la huelga. ¡Violencia es no llegar a fin de mes!; ¡Violencia es mandar, como ha hecho el Gobierno, a 15.000 policías y guardias civiles contra quienes salen a defender su pan!. En el colmo de la desvergüenza, mientras desde algunos medios de comunicación empiezan a reclamar el “Estado de alarma”, el Presidente de la Xunta de Galicia pide que intervenga el Ejército.

Quieren a los/as trabajador@s y al pueblo resignados, y a quien se salga de “sus normas” lo criminalizan. L@s transportistas no son más que la punta del iceberg del descontento general por eso quieren criminalizarlos. Así como tacharon de violentos a los trabajadores de Cádiz, hoy se tacha de violentos a los/as transportistas.

Exigimos de los gobiernos, el central y los autonómicos, que reconozcan como interlocutores a los/as huelguistas y no a la gran patronal, y den salida a sus justas demandas.

Nuestro repudio a los dirigentes de CCOO y UGT, que en lugar de apoyar esta lucha que refleja la justa indignación contra la brutal subida de precios que son el cáncer para las economías de los trabajadores y el pueblo, gritan contra “el salvajismo de una convocatoria que se ha saltado las normas”.

logisticacobas@gmail