CAPGEMINI: la inmoralidad de sus despidos

La semana pasada os informábamos sobre la nueva tanda de despidos que la empresa había iniciado. Con los últimos casos que nos han notificado ya son 20 las personas despedidas (14 en Madrid, 5 en Barcelona y 1 en Murcia).

Aunque para la empresa e incluso para algunas “secciones sindicales” esto parezca normal por estar “dentro de la Ley“, les recordamos a unos y a otros que los ERE´s también están dentro de la Ley y no por eso hay que dejar de luchar contra ellos.

  • Nos parece absolutamente vergonzoso que la dirección de Capgemini siga despidiendo para “abaratar costes”. Su política en materia de empleo, además de ser un claro fracaso genera cada día más desmotivación e incertidumbre en la plantilla.

 

Dicho eso queremos hacer públicos los graves detalles de algunos despidos que se han producido recientemente en Capgemini.

  • Despido de un compañero con una discapacidad de más de un 40%. Es bueno recordar que la empresa tiene la obligación legal de contratar un 2% de personas con discapacidad, pero la ley permite algunas “excepciones” que probablemente Capgemini  siga utilizando para evitar llegar a ese porcentaje:
  • Realizar contratos mercantiles o civiles con centros especiales de empleo.
  • Realizar donaciones y acciones de patrocinio, siempre de carácter monetario, para fomentar la inserción laboral.

Es evidente que a la Dirección de Capgemini le preocupa muy poco integrar a personas que necesitan, más si cabe, un empleo y elige fórmulas que precarizan el trabajo en lugar de integrar personas.

  • Despido de un compañero que llegó a estar desarrollando su labor en otros países para Capgemini, cuya profesionalidad y labor era reconocida por sus responsables y compañeros. Este compañero sufrió un trato vejatorio en el último cliente donde estuvo, situación que afectó gravemente a su salud. Dicho trato (no es el primer caso que se da en ese cliente) quedó acreditado y reconocido por Capgemini, que se comprometió a buscar un nuevo proyecto a nuestro compañero. Pues bien, lejos de esto, días después, en Capgemini le llegaron a decir que “no se puede estar buscando proyectos a medida” y se le notificó su despido a través de un burofax cuando se encontraba de baja laboral por la grave situación que sufría.

Esto sucedió en julio de este año y nuestro compañero hoy sigue en tratamiento médico por todo lo sucedido. Capgemini, lejos de ayudar a su empleado ha agudizado su problema, casi haciéndole sentir culpable de la situación.

Recordamos a la dirección de Capgemini que en temas de esta índole y gravedad existen responsabilidades incluso penales.