Mujeres en lucha: habla Tania

“Cuando la lucha terminó, las mujeres de Magneti Marelli ya eran diferentes”

Tania Mercader fue dirigente del comité de empresa de Jaeger Iberica que consiguió la equiparación salarial en una empresa en la que las mujeres cobraban 9.000 pesetas menos que los hombres. Hoy está en Marea Pensionista y advierte del peligro de una marcha atrás en los derechos conquistados si se baja la guardia.

Lleva un lazo morado y uno amarillo en su jersey. “Llegué a Sabadell de Córdoba con 20 años, no tengo el sentimiento catalán pero sí la reflexión de que un pueblo tiene todo el derecho democrático a decidir”, explica Tania Mercader, dirigente del comité de empresa de Jaeger Iberica (hoy Magneti Marelli) entre 1982 y 1989.

Mercader asegura estar “muy orgullosa” de haber liderado una movilización por la equiparación que fue larga (siete años) y dura (varias huelgas, manifestaciones masivas, judicialización). Pero mereció la pena porque “eso abrió la puerta a otras”.

En 1982, un grupo de mujeres entra a formar parte del comité de empresa (de CC OO) en una fábrica en la que, pese a que la mayor parte de la producción recaía sobre ellas, el movimiento sindical tenía nombres masculinos. La entrada de diez mujeres al comité sirvió para dar prioridad a un asunto que se había ignorado durante años: las mujeres cobraban menos que los hombres gracias a un plus de disponibilidad que suponía en la práctica una diferencia de 9.000 pesetas en la nómina.

Hoy está en Marea Pensionista y es militante de Corriente Roja. Hablamos con ella de una huelga histórica que consiguió poner el foco (y corregir) en una concepción heredada del franquismo que normalizaba la discriminación salarial y menospreciaba el trabajo de las mujeres.

La entrevista completa en: http://bit.ly/2IBdKg3

Un ejemplo pasado y actual para las luchas presentes y futuras.