Según infolibre más de la mitad de las empresas ofrecen a los nuevos contratados salarios inferiores a los que cobra su plantilla actual

10/10/2018.

Según la noticia aparecida en el periódico digital infolibre el día 10 de octubre de 2018, la recuperación de la actividad económica no ha venido acompañada de la recuperación de los salarios. Ni en España ni en el resto del mundo. Lo dicen los economistas, las estadísticas y los organismos internacionales. Ahora también los propios empresarios. Más de la mitad de ellos ofrecen ahora a sus nuevas incorporaciones salarios inferiores a los que cobran sus plantillas actuales para puestos similares. Un informe sobre oferta y demanda de empleo elaborado por el portal Infoempleo y la consultora Adecco incluye una encuesta realizada a 664 empresas y responsables de Recursos Humanos según la cual el 56,26% ofrece a quien quiere contratar sueldos por debajo de los que paga a sus empleados con cinco años de antigüedad o más. El 35,3% ofrece los mismos salarios y sólo un 5,58% está dispuesto a pagar más a sus nuevos fichajes.

Las retribuciones que ofertan son un 15% inferiores en un tercio de los casos, y hasta un 30% más bajas que las actuales en un 17%. Un 3,3% de las empresas llegan a ofrecer sueldos hasta un 50% por debajo de las que pagan a sus plantillas.

Aunque éstas también están instaladas en la atonía salarial. Casi la mitad de las empresas –el 48,87%–, sostiene el informe, congelaron salarios en 2017 e incluso más –el 51%– en 2016. El año pasado los bajaron el 11,46% de los empresarios encuestados y el 16,8% en 2016. Por el contrario, subieron sueldos el 20,8% en 2017 y el 16,15% el año anterior. Aunque puede que la tendencia cambie si el 64,8% que asegura que planea aumentar las retribuciones este ejercicio o el próximo lo cumple. El acuerdo de negociación colectiva firmado el pasado mes de julio por la patronal y los sindicatos establece hasta 2020 una subida salarial del 2% más un 1% variable vinculado a la productividad, los resultados de la empresa o el sector y sus niveles de absentismo. En ello también confía el Gobierno, necesitado de aumentar sus ingresos por cotizaciones para cuadrar las cuentas de la Seguridad Social.

Según el estudio de Infoempleo y Adecco, el salario medio de las ofertas de trabajo que han analizado –un total de 334.972 para 1,07 millones de vacantes– es de 25.053,34 euros brutos anuales. Aunque varía con la categoría profesional, desde los 19.220,2 euros de un empleado hasta los 49.924,47 euros de media para un directivo. Y con la antigüedad, puesto que 10 años de permanencia en una empresa puede significar de media un aumento de la retribución de 8.512 euros anuales respecto a un recién llegado. También hay una profunda brecha territorial: la media salarial ofrecida en el País Vasco es la más alta del país, 28.494 euros, mientras que la más baja es la de Castilla-La Mancha, sólo 20.623 euros.

Lo que parece más general es la insatisfacción de los empleados con sus remuneraciones. El informe también encuestó a 3.810 asalariados y el 70,3% respondió que considera “insuficiente” su salario.

Además, sólo el 31,86% de los empleados reciben una retribución variable. La mitad de los directivos cuentan con ella, por sólo el 29% de los empleados. Suele representar el 36% del salario. Retribución en especie perciben de media el 34,7% de los asalariados. Sobre todo se trata de seguros médicos, seguidos de dietas, formación y tickets restaurante. El 20% cuenta con un plan de pensiones como remuneración en especie.

Las ofertas de empleo analizadas incluyen también las internacionales. Y sus retribuciones, que resultan más elevadas que las presentadas por empresas españolas. El salario medio ofertado es de 36.302, 72 euros brutos anuales excluidas retribuciones variables y extras, 10.000 euros por encima de la media nacional. La mayoría, el 47%, corresponden a ofertas para trabajar en ingeniería y producción. Los países que más empleo demandan en España son Gran Bretaña –casi un 20% de las ofertas proceden de allí– Alemania –15%– y Holanda –12%–. A diferencia del trabajo que se ofrece en España, el que viene del extranjero es en un 78% con contrato indefinido. Y casi el 63% de las ofertas son para titulados universitarios.

La mitad ofrecen contratos temporales.

El informe de Infoempleo y Adecco no desglosa las ofertas de trabajo por el tipo de contrato que incluyen: temporal o indefinido, a tiempo parcial o con jornada completa. Pero sí pregunta a empresarios y asalariados por el tipo de relación que une a ambos. Así, resulta que el 48,7% de los empresarios ofrece mayoritariamente a sus nuevos fichajes un contrato temporal al uso o un contrato por obra y servicio en un 36,5%. Un indefinido en un 36,2% de los casos. Cuando se pregunta a los asalariados, el 43,2% de ellos responde que trabaja con un contrato temporal. Otro 47,1% asegura que el suyo es indefinido. Casi un 1% dice que trabaja sin contrato. Esos porcentajes concuerdan con la experiencia laboral que revelan los encuestados y con los elevados niveles de rotación laboral en España: el 47,2% lleva menos de un año en su actual empresa. Sólo el 18,2% acumula más de cinco años de antigüedad. La media de rotación laboral alcanza  el 21%, que las empresas atribuyen sobre todo a la oferta de mejores salarios por parte de sus competidores.

El 27% dice que tiene un contrato a tiempo parcial, puesto que trabaja menos de 30 horas a la semana. Por el contrario, casi la mitad hace horas extraordinarias, aunque al 40% de ellos ni se las pagan ni se les compensan con descansos. Además, el 41% de los encuestados asegura que su empresa no cotiza por esas horas extra a la Seguridad Social. No se les preguntó por los motivos, pero casi el 60% de los asalariados a los que consultaron los autores del informe admiten que no les gustaría jubilarse en su actual empresa.

El 70% de los parados no rechazó nunca una oferta de empleo

La encuesta también incluyó desempleados, el 55,5% mujeres. El resultado es una buena radiografía del paro en España. El 44% lleva más de un año sin trabajo –y lo que es peor, el 31% más de dos– y el 67,5% no recibe prestación o subsidio alguno, por lo que su principal fuente de ingresos es la ayuda de la familia –así lo confiesa el 61%–. Casi un tercio explica que está en el paro porque su contrato finalizó; es decir, tenía un contrato temporal. Otro tercio fue despedido –afectado por un ERE o por el cierre o restructuración de su empresa–. Para el 46,6% de los desempleados encuestados, su última experiencia no había superado el año de duración.

Además, el 94% indica que está buscando activamente empleo. Y el 70% que nunca ha rechazado una oferta de trabajo. Más de la mitad cree que su principal problema para encontrar un empleo es la edad. No es de extrañar si se tiene en cuenta que el 41,26% de los parados tiene más de 50 años, según la última Encuesta de Población Activa (EPA). A un tercio les han ofrecido trabajos en negro, sin alta en la Seguridad Social. Y el 36,5% de ellos los aceptó. Los encuestadores les preguntaron si aceptarían un trabajo con un sueldo igual a la prestación por desempleo que tuvieran garantizada durante seis meses. El 70% contestó que sí.

Finalmente, el 46% de las empresas afirma que tiene previsto ampliar plantilla en lo que queda de año y en el siguiente. Pero, al mismo tiempo, cuando se les inquiere si van a ejecutar despidos en ese plazo, casi el 20% reconoce que sí y otro 40,8% dice que no sabe o no quiere contestar.

Fuente: infolibre.es

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*