Cataluña no es sólo el derecho a decidir

Los trabajadores españoles (de todo el estado español) venimos sufriendo a nivel nacional y autonómico, desde el inicio de la crisis económica, ajuste tras ajuste, en la forma de contrarreformas laborales, reducción del salario, deficiencias crecientes en la sanidad y edcuación pública.

Esto que comenzó con el gobierno Zapatero y su PSOE, y continua con Rajoy y el PP, ha llegado a la reforma constitucional, esa que dicen que “no se puede”, a través del artículo 135, aquel que sí recorta la soberanía efectiva de los gobiernos electos a la hora de legislar.

Cataluña como nación tiene derecho a decidir, por razones históricas y políticas.

Pero los trabajadores de Cataluña necesitan su soberanía para decidir otro tipo de organización social y política, contra los planes de ajuste de su propio gobierno y de las políticas de austeridad de la Unión Europea.

Y los trabajadores del resto del Estado Español, necesitamos de la movilización de los propios trabajadores catalanes, por encima de la división nacional, para que unamos fuerza aquí y allá por nuestras necesidades inmediatas: Trabajo, Vivienda, Cambio político.

Apoyar al pueblo catalán en su derecho a decidir, es a su vez proponernos construir como trabajadores una nueva entidad política y social, abriendo un proceso contituyente en todo el estado que barra con los ajustes que nos empobrecen y dividen, discutiendo abierta y democráticamente qué queremos y qué necesitamos.

Llegó la hora de que seamos los trabajadores apoyándonos mutuamente, quienes alcemos nuestra voz, y decidamos nuestro destino.

La autodeterminación de Cataluña, debe servirnos de palanca unitaria para que podamos decidir y resolver como clase trabajadora un nuevo gobierno y un nuevo plan de urgencia económico social en todo el Estado Español.

* Catalunya no es sólo el derecho a decidir
* El único camino es la movilización

Escribe: Axel Neyra (un catalán de a pie)